martes, 23 de agosto de 2016

Criptografía (XXIX): ¿Sabías que...? (V)

Decía en el post anterior que hay multitud de novelas y películas en las que se hace referencia a la criptología (criptografía y criptoanálisis) y en éste pongo otro ejemplo muy conocido. Se trata de la novela "El símbolo perdido" de Dan Brown - 2009 -, en la que el protagonista, Robert Langdon, un reputado experto en simbología, entre otros muchos enigmas, debe descifrar un criptograma grabado en una pirámide, como no podía ser de otra forma en una obra de ficción sobre la masonería.

El texto cifrado en cuestión es el siguiente:
Al igual que quien haya leído este post de esta pequeña serie sobre curiosidades de la criptografía, el protagonista enseguida reconoce que los símbolos empleados se corresponden con el cifrado francmasón, por lo que descifrar el criptograma es como un juego de niños; basta con sustituir cada símbolo (trazos y puntos) por la letra que le corresponde a cada uno de ellos en el diagrama empleado para cifrar el mensaje:
Lo que no esperaba Robert Langdon es que el texto en claro continuara siendo un texto cifrado, no tenía ningún sentido, o quizás sí se lo temía, ya que intuía que no podía ser tan fácil. Al igual que como dije del capitán Kidd en el post anterior, se pueden decir muchas cosas sobre los masones, pero no precisamente que sean tontos.

El caso es que, con relación a la pirámide, aparece una inscripción que contiene el número 1514 y un anagrama con las letras AD, y Robert Langdon deduce que esas letras se correspondían con las iniciales de Alberto Durero, el artista más famoso del renacimiento alemán, ya que siempre firmaba sus obras con ese mismo anagrama, y que el número era el año en el que éste realizó uno de sus más conocidos grabados, "Melancolía I".

A la vista del citado grabado, el protagonista descubre ese número (año 1514) en el cuadrado mágico representado en la parte superior derecha de la obra:
Y comprende que el criptosistema empleado no sólo consistía en un cifrado de sustitución monoalfabética simple (cifrado francmasón), sino que combinaba ésta con la transposición conforme a los números indicados en dicho cuadrado mágico, es decir, una vez sustituido cada símbolo del criptograma por su correspondiente carácter conforme al alfabeto francmasón, había que reordenar las letras de la siguiente forma: la primera letra del texto en claro sería la que ocupaba la casilla 16 del cuadrado obtenido en el primer paso del descifrado (sustitución monoalfabética simple), la segunda la de la casilla 3, la tercera la de la 2, y así sucesivamente:
Obteniéndose un texto en claro en latín, a la vista del cual, al igual que con el que aparece en el "Escarabajo de oro" de Edgar Allan Poe (ver post anterior), yo me quedaría exactamente igual que antes de descifrar el criptograma, aún sabiendo que Jeova Sanctus Unus era el pseudónimo que utilizaba Isaac Newton para firmar sus obras como alquimista y que es un anagrama de su nombre latinizado.

La verdad es que esta novela de Dan Brown, aunque recibió en su momento críticas de todo tipo, me gustó mucho cuando la leí, ya que pasé un rato muy entretenido con ella, y, por tanto, animo a leerla.

Para finalizar, termino con algunas curiosidades (hay infinidad de ellas) sobre los cuadrados mágicos en general y sobre el de Alberto Durero en particular:

1.- Un cuadrado mágico es un cuadrado o matriz cuadrada de orden n (n filas y n columnas) en el que los números (habitualmente consecutivos, de 1 a n2, y sin repetir ninguno de ellos) se disponen en él de tal forma que la suma de las filas, de las columnas y de las diagonales principales den como resultado el mismo número (denominado constante mágica).

2.- El cuadrado mágico de Durero es de orden 4 (4 filas y 4 columnas) y la constante mágica, como en todo cuadrado mágico de orden 4, es 34.

3.- Como se puede observar en la siguiente figura, en el cuadrado mágico de Durero, además de las ya indicadas, existen muchas más disposiciones de 4 números cuya suma es 34:
Es decir, entre otras (seguro que hay más):

- Las 4 filas:

16 + 3 + 2 + 13 = 34
5 + 10 + 11 + 8 = 34
9 + 6 + 7 + 12 = 34
4 + 15 + 14 + 1 = 34

- Las 4 columnas:

16 + 5 + 9 + 4 = 34
3 + 10 + 6 + 15 = 34
2 + 11 + 7 + 14 = 34
13 + 8 + 12 + 1 = 34

- Las 2 diagonales principales:

16 + 10 + 7 + 1 = 34
13 + 11 + 6 + 4 = 34

- Casillas centrales de la primera y última fila, y de la primera y última columna:

3 + 2 + 15 + 14 = 34
5 + 9 + 8 + 12 = 34

- Submatriz central de orden 2:

10 + 11+ 6 + 7 =34

- Las 4 esquinas del cuadrado:

16 + 13 + 4 + 1 = 34

- 2 de las diagonales quebradas:

5 + 3 + 14 +12 =34
9 + 15 + 2 + 8 = 34

- Las 4 submatrices de orden 2 en las que se puede dividir el cuadrado:

16 + 3 + 5 + 10 = 34
2 + 13 + 11  +8 = 34
9 + 6 + 4 + 15 = 34
7 + 12 + 14 + 1 = 34

- Las 4 esquinas de las 4 submatrices de orden 3 que se pueden formar:

16 + 2 + 9 + 7 = 34
3 + 13 + 6 + 12 = 34
5 + 11 + 4 + 14 = 34
10 + 8 + 15 + 1 = 34

- Al menos, otras 16 disposiciones (todas ellas, como las anteriores, guardando perfecta simetría: salto del caballo del ajedrez, zigzag, etc.):

16 + 11 + 1 + 6 = 34
13 + 10 + 4 + 7 = 34
3 + 8 + 9 + 14 = 34
2 + 5 + 12 + 15 = 34
16 + 8 + 9 + 1 = 34
13 + 5 + 12 + 4 = 34
3 + 10 + 7 + 14 = 34
2 + 11 + 6 + 15 = 34
16 + 5 + 12 + 1 = 34
13 + 8 + 9 + 4 = 34
3 + 11 + 6 + 14 = 34
2 + 10 + 7 + 15 = 34
3 + 5 + 11 + 15 = 34
2 + 10 + 8 + 14 = 34
3 + 9 + 7 + 15 = 34
2 + 6 + 12 + 14 = 34

Es decir, a simple vista (como digo seguro que hay más): 40 disposiciones de 4 números cuya suma es 34.

Y, además, los dos números centrales de la última fila contienen el año (1514) en el que Durero realizo su famoso grabado "Melancolía I", e incluso, "rizando el rizo", hay quien afirma que el último y el primer número de esa última fila hacen referencia a sus iniciales (1 = A; 4 = D).

4.- ¿Cómo construyó Durero su cuadrado mágico?. Pues ni idea, aunque siguiendo uno de los métodos explicados en wikipedia yo lo habría hecho de la siguiente forma:

Paso 1:

Disponer en un cuadrado de 4 filas y 4 columnas (de izquierda a derecha y de arriba a abajo, es decir, completándolo por filas) los números del 1 al 16, de forma consecutiva y sin repetir ninguno de ellos.
Éste, evidentemente, no es un cuadrado mágico, pero vamos a hacer que lo sea en el siguiente paso.

Paso 2:

Manteniendo los números dispuestos en las diagonales principales (los incluidos en casillas con fondo azul claro) girar el resto de ellos (los incluidos en casillas con fondo azul oscuro) 180º respecto al centro del cuadrado.
Con lo que, si no estoy equivocado, obtenemos ya un primer cuadrado mágico (la suma de sus filas, de sus columnas y de sus diagonales principales dan como resultado 34, la constante mágica de un cuadrado mágico de orden 4), pero todavía no es el de Durero.

Paso 3:

Intercambiamos entre sí las columnas 1ª y 4ª.
Con lo que el cuadrado continúa siendo mágico y aunque todavía no es el de Durero ya se observa una simetría evidente con éste.

Paso 4:

Intercambiamos entre sí las filas 1ª y 4ª y las filas 2ª y 3ª, respectivamente.
Y éste sí que es el cuadrado mágico de Durero.

Muy curioso esto de los cuadrados mágicos. El que esté interesado en aprender más sobre ellos, como digo los hay de muchos tipos y con infinidad de cosas curiosas (cuadrados p-mágicos, diabólicos,..., e incluso satánicos) puede encontrar muchas entradas sobre ellos en Internet.

jueves, 11 de agosto de 2016

Criptografía (XXVIII): ¿Sabías que...? (IV)

Hay multitud de novelas y películas, muchas de estas últimas como adaptación de las primeras al cine, en las que se hace referencia a la criptología (criptografía y criptoanálisis), e incluso que tratan ésta como parte principal de su trama.

Pongo sólo dos ejemplos que me vienen inmediatamente a la cabeza porque se trata de dos películas relativamente recientes y muy conocidas, aunque como digo hay otros muchos:

- "The Imitation Game" ("Descifrando Enigma" - 2014): película dirigida por Morten Tyldum y protagonizada por Benedict Cumberbatch. Se trata de la adaptación al cine de una biografía novelada de Alan Turing ("The Enigma", escrita por Andrew Hodges) en la que el descifrado de la máquina Enigma utilizada por el ejercito alemán en la II Guerra Mundial sirve de base para contarnos la persecución absolutamente injusta que sufrió, pese a ser un héroe de guerra y sus aportaciones a la ciencia, ya que fue acusado de indecencia grave y perversión por su condición de homosexual, lo que fue la causa más que probable de su trágico final.

- "National Treasure: Book of Secrets" ("La Búsqueda 2: el diario secreto" - 2007): película dirigida por Jon Turteltaub y protagonizada por Nicolas Cage en la que aparece un criptograma cifrado mediante el criptosistema de Playfair y que es muy importante descifrar.


Pero en este post me voy a referir al cuento "El escarabajo de oro" ("The Gold Bug") del escritor norteamericano Edgar Allan Poe.

Este relato corto tiene como protagonista a William Legrand, hombre de familia rica al que una serie de infortunios le dejan en la miseria y que para evitar la humillación fija su residencia en la pequeña y solitaria isla de Sullivan, cerca de Charleston, en Carolina del Sur, lugar donde se desarrolla la trama.

El caso es que Legrand encuentra un escarabajo de oro y un trozo de pergamino muy viejo. En este último, al acercarlo por accidente a una chimenea y por efecto del calor, aparece la firma del capitán Kidd y, posteriormente aplicándole más calor, un criptograma que supuestamente indicaría el lugar en el que el famoso pirata habría escondido su tesoro, lo que permitiría a Legrand, en caso de hallarlo, recuperar su posición y fortuna perdidas (cuento completo en pdf).

Lo primero que me llama la atención es que Edgar Allan Poe, al parecer un gran aficionado a la criptología, idea para este cuento un sistema que combina la esteganografía con la criptografía, es decir, el mensaje secreto se oculta en un pergamino, mediante tinta invisible que sólo aparece si se le aplica calor, y una vez que aparece, además, está cifrado. El famoso pirata no tenía ni un pelo de tonto :).

Vamos a intentar descifrar el criptograma en cuestión, que es el siguiente:
Longitud: 203 caracteres.

Lo primero que tenemos que hacer es intentar averiguar el idioma en el que está escrito el texto en claro. Teniendo en cuenta, al menos que yo sepa, que todas las obras de Edgar Allan Poe, y ésta en concreto, están escritas en inglés, creo que no es mucho suponer que el texto en claro también está escrito en inglés (máxime, además y si no estoy equivocado, cuando creo que el famoso capitán Kidd era un pirata escocés :) ).

Lo segundo es saber de qué tipo de cifrado se trata. Considerando que el criptograma aparece en un cuento, aunque como ya he dicho Edgar Allan Poe era un gran aficionado a la criptología y podía haberlo puesto mucho más difícil, creo que tampoco es mucho suponer que se trata casi con toda seguridad de un criptosistema de sustitución monoalfabética simple, es decir, un sistema en el que cada letra del mensaje en claro se sustituye siempre por el mismo símbolo en el critograma, pero hagamos una pequeña comprobación por si acaso.

Para ello utilizaremos el Índice de Coincidencia (ver este post donde lo explico), que nos servirá para conocer si el criptosistema empleado consiste en una sustitución monoalfabética simple o no. Es decir, si el Índice de coincidencia (IC) del criptograma, o probabilidad de que dos letras escogidas al azar del texto cifrado resulten ser iguales, está cercano o supera al IC del idioma inglés (0,0685) podremos concluir que, con casi total seguridad, se trata de un sistema de sustitución monoalfabética simple.

Si no me he equivocado al calcularlo, el IC del criptograma es 0,0787, por lo que se confirmaría que se trata de un sistema de sustitución monoalfabética simple.

Una vez que hemos determinado estas dos cuestiones previas, veamos que resultados obtenemos con un análisis de frecuencias (letras, bigramas, trigramas,...):

1.- La frecuencia relativa de aparición de cada uno de los símbolos en el criptograma se muestra en la tabla de la izquierda y la de las letras en un texto claro en inglés (fuente: wikipedia.org) en la de la derecha:
Aún con tan pocos caracteres en el criptograma (203), el análisis de frecuencias de las letras nos proporciona una pista muy importante sobre qué símbolo podría corresponderse con la letra más frecuente en un texto en inglés (el símbolo "8" aparece en 33 ocasiones, lo que representa un 16,26%, y por tanto es el candidato a ser la "E" en el texto en claro) y, en este caso, incluso sobre aquel que se correspondería con la segunda letra más frecuente (el símbolo ";" aparece 26 vece, un 12,81%, y por tanto podría ser la "T" en el texto en claro).

A la vista de los resultados realizamos una primera aproximación a lo que podría ser el texto en claro:
Del análisis de frecuencias de las letras, con tan pocos símbolos en el criptograma, no me atrevo a sacar muchas más conclusiones, aunque nos servirá para apoyar las que extraigamos más adelante.

2.- Los dos bigramas más frecuentes en inglés son "TH" y "HE", y el trigrama más frecuente es "THE" (que coincide, además, con la palabra más frecuente), por lo que, a simple vista, el símbolo "4" (que sigue a la "T" en 11 ocasiones, precede a la "E" 8 veces y formaría el trigrama "THE" en 7 ocasiones) es el candidato más probable a ser la "H".

Por tanto, en una segunda aproximación el texto en claro podría quedar como sigue:
3.- Y ahora, como sospechamos que el texto en claro está escrito en inglés, es cuando se complica la cosa para mí (si estuviera en español sería mucho más fácil), pero, si no nos hemos equivocado hasta el momento, yo diría que el símbolo "(" es el candidato más probable a ser la "R", ya que no se me ocurre otra letra que encaje con significado en la cadena de símbolos: "...(‡9THET(EETH(‡...", es decir, creo que lo más probable es que el texto en claro se refiera a: "...(‡9 THE TREE TH(‡..." ("... EL ÁRBOL ...").

Si esto fuera así, en una tercera aproximación tendríamos:
4.- Con lo que ya se pueden intuir otras palabras y, a partir de ellas, ir obteniendo otras hasta obtener casi la totalidad del texto en claro. Por ejemplo, la cadena de símbolos: "...1R‡9THETREETHR‡?3HTHE)HT161T:1EET‡?T", quedaría en el texto en claro: "...FROMTHETREETHROUGHTHE)HOTF6FT:FEETOUT...", es decir, "...FROM THE TREE THROUGTH)HOTF6FTFEET OUT".

A partir de las palabras que se van intuyendo y de las que sucesivamente podemos ir completando vamos obteniendo un texto en claro casi completo (si se sabe más inglés que yo seguro que completo):
Es decir:

"A GOOD GLASS IN THE 2ISHO.S HOSTEL IN THE DEVIL´S SEAT FORTY ONE DEGREES AND THIRTEEN MINUTES NORTHEAST AND 2Y NORTH MAIN 2RAN_H SEVENTH LIM2 EAST SIDE SHOOT FROM THE LEFT EYE OF THE DEATH´S HEAD A2EE LINE FROM THE TREE THROUGTHE SHOFIFTY FEET OUT".

Y para finalizar, aún con mi escaso inglés, creo que el símbolo "2" se correspondería con la "B" y, con ayuda del traductor, "." con la "P" y "_" con la "C".

Con lo que el texto en claro sería:

"A GOOD GLASS IN THE BISHOP´S HOSTEL IN THE DEVIL´S SEAT FORTY ONE DEGREES AND THIRTEEN MINUTES NORTHEAST AND BY NORTH MAIN BRANCH SEVENTH LIMB EAST SIDE SHOOT FROM THE LEFT EYE OF THE DEATH´S HEAD A BEELINE FROM THE TREE THROUGTHE SHOFIFTY FEET OUT".

En español y otra vez con ayuda del traductor, creo que el texto en claro sería algo parecido a lo siguiente:

"UN BUEN VASO EN EL HOSTAL DEL OBISPO EN EL ASIENTO DEL DIABLO CUARENTA Y UN GRADOS Y TRECE MINUTOS NORESTE Y POR EL NORTE TRONCO SÉPTIMA RAMA LADO ESTE TIRAR DESDE EL OJO IZQUIERDO DE LA CALAVERA UNA LINEA RECTA DESDE EL ÁRBOL A TRAVÉS DEL TIRO CINCUENTA PIES FUERA".

Con lo que yo me quedaría exactamente igual que antes de haber descubierto que el pergamino ocultaba un mensaje secreto y de conseguir descifrar éste. Ahora hay que interpretar correctamente este galimatías. Como digo el famoso pirata no tenía ni un pelo de tonto. ¿Consiguió Legrand hallar finalmente dónde se encontraba el tesoro del capitán Kidd?. Para el que no conozca este breve relato y esté interesado en saberlo le recomiendo la lectura del cuento completo (en pdf).

domingo, 7 de agosto de 2016

Criptografía (XXVII): ¿Sabías que...? (III)

En este post de esta pequeña serie le toca el turno al cifrado francmasón, que se empezó a utilizar a principios del siglo XVIII por las logias de la masonería.

Se trata de otro cifrado de sustitución monoalfabética simple y, por tanto, muy fácil de criptoanalizar mediante un simple análisis de frecuencias si se dispone de la suficiente cantidad de texto cifrado.

Este sistema criptográfico consistía en sustituir la letras del mensaje a cifrar por los trazos y puntos que le correspondía a cada una de ellas en un diagrama como el que sigue (existen muchas variantes):
Sobre este criptosistema contar como curiosidad que en 1794 se realizaron las siguientes inscripciones en una lápida en el cementerio de Trinity, Nueva York:
Resaltando el texto cifrado:
Cuyo descifrado se realizó en 1896, de la siguiente manera:
Con lo que, además, se concluyó que el diagrama utilizado para cifrar el texto fue muy probablemente el siguiente:
Sinceramente, aunque supongo que su descifrado se tuvo que llevar a cabo mediante un análisis de frecuencias, en este caso creo que esta tarea se complica mucho debido a que se dispone de una muy pequeña cantidad de texto cifrado (el criptograma sólo tiene 13 caracteres de longitud), por lo que yo creo que también fueron necesarias grandes dosis de intuición e imaginación hasta obtener un texto en claro muy propio de un epitafio.

Es decir, conforme al análisis de frecuencias (letras, bigramas, trigramas,...), yo podría deducir que, con bastante probabilidad, el texto en claro podría ser en una primera aproximación algo así como: R E _ E _ _ E R _ E _ _ _, pero de ahí hasta obtener el texto en claro completo creo que queda bastante, a no ser de que se dispusiera de mayor cantidad de texto cifrado.

Para terminar, como viene siendo habitual en esta serie de posts, pongo mi nombre cifrado mediante este sistema criptográfico (utilizando el diagrama indicado al principio del post):

jueves, 4 de agosto de 2016

Criptografía (XXVI): ¿Sabías que...? (II)

Segundo post de esta pequeña serie para contar cosas curiosas sobre la criptografía. En éste me pregunto: ¿Utilizaron los caballeros templarios algún tipo de sistema criptográfico?.

Pues, por lo que he leído, parece ser que sí, bien sea el llamado cifrado templario, basado en la cruz de las ocho beatitudes, o bien el cifrado Atbash, o ambos; y también cabe la posibilidad de que usaran otro diferente o no utilizaran ninguno :).

Como en el post anterior, cuento muy brevemente lo que he entendido sobre las cosas que me han resultado más curiosas de los sistemas criptográficos que supuestamente utilizó la orden del temple.

Sobre el primero de ellos, el basado en la cruz de las ocho beatitudes:

1.- Parece ser que existen algunos manuscritos de la orden del temple en los que aparecen algunos de los signos del supuesto alfabeto templario y que avalarían que, efectivamente, este sistema criptográfico fue utilizado por los templarios.

2.- Sin embargo, hay autores que basándose en diversos argumentos ponen en duda la veracidad de este uso por parte de los templarios, entre los que destacaría los siguientes: la citada cruz en la que se basa es de los neotemplarios (parece ser que no se utilizó anteriormente), la distinción entre la "U" y "V" en el supuesto alfabeto templario (algo que no tiene sentido para la época) y la presencia en el mismo de la "W", aunque esta última sí debe aparecer en los mencionados manuscritos.

3.- El supuesto alfabeto templario sería el siguiente:
En cualquier caso, fuera o no utilizado por los templarios, se trataría de un sistema criptográfico de sustitución monoalfabética simple, muy fácil de descifrar con un simple análisis de frecuencias si se dispone de la suficiente cantidad de texto cifrado.

Sobre que el segundo de estos criptosistemas, el Atbash, fuera usado por los templarios:

1.- De entre los argumento que se utilizan para demostrar que los templarios usaron realmente el cifrado Atbashel que más me llama la atención es el que afirma que Baphomet no era el nombre de un ídolo al que adorasen los templarios, de lo que se les acusó en los momentos finales de la orden (idolatría) junto a un sin fin de otras cosas (sacrilegio, herejía,...); me temo que alcanzaron demasiada influencia política, militar y económica (el Rey de Francia estaba muy endeudado con la orden) con respecto a lo que el poder establecido en la época estaba dispuesto a tolerar.

Según este argumento Baphomet no sería más que el cifrado Atbash de la palabra griega "Sophia" (Sabiduría), una palabra muy importante, entre otras religiones, en el cristianismo.

2.- El cifrado Atbash es, al igual que el anterior, un sistema criptográfico de sustitución monoalfabética simple (utilizado ya en el siglo VI a.C.), y, por tanto, también muy fácil de descifrar con un simple análisis de frecuencias si se dispone de la suficiente cantidad de texto cifrado.

Conforme a este criptosistema, tanto para cifrar como para descifrar, cada letra se sustituye por otra siguiendo el siguiente criterio: la primera letra del alfabeto se sustituye por la última, y viceversa, la segunda por la penúltima, y viceversa, la tercera por la antepenúltima, y viceversa, y así sucesivamente. Utilizando el alfabeto español ("Ñ" excluida):
Es decir, por ejemplo: mi nombre, "MIKEL", se cifraría como "NRPVO".

3.- Utilizando el alfabeto hebreo (si no me equivoco, que seguro que sí porque no soy ningún experto) el cifrado y descifrado se realizaría de la siguiente manera:
La palabra Atbash vendría precisamente de que la primera letra se sustituye por la última del alfabeto, y viceversa, y la segunda por la penúltima, y viceversa, es decir, de las letras: Alef, Taf, Bet y Shin.

Como digo, hay quien afirma que si se descifra "BAPHOMET" se obtendría lo siguiente (hay que tener en cuenta que, según tengo entendido, el hebreo se lee de derecha a izquierda):
Y finalmente, como en el post anterior, no me resisto a poner mi nombre cifrado conforme a lo que he entendido sobre estos dos sistemas criptográficos:

1.- En el primero de ellos, el basado en la cruz de las ocho beatitudes:
2.- En el segundo, Atbash:
Espero no haber cometido demasiados errores al contar estas cosas; mi único objetivo es aprender y entretenerme, y, por supuesto, animo a quien esté interesado en este tema a acudir a fuentes muchísimo más fiables que yo mismo :).

lunes, 1 de agosto de 2016

Criptografía (XXV): ¿Sabías que...? (I)

Comienzo con éste una pequeña serie de posts cuyo único propósito es contar cosas curiosas sobre la criptografía, alguna de ellas que, según los expertos, pueden no ser más que meras invenciones, pero que a mí no me han dejado de sorprender y que me han servido para entretenerme.

Desde tiempos inmemoriales, el verdadero "motor" de la criptografía, como de casi todo en esta vida, han sido las cuestiones militares, religiosas y comerciales. ¡Hay que ver lo mucho que hemos evolucionado y lo poco que hemos cambiado!. Es decir, se trataba y trata actualmente de mantener en secreto nuestras más preciadas comunicaciones y, como no puede ser de otra manera dada la naturaleza humana, siempre ha habido y habrá alguien que quiera, por razones muy diversas, enterarse de nuestros secretos (nace así el criptoanálisis, en "carrera" permanente a lo largo de la historia con la criptografía).

En este primer post me pregunto: ¿Hasta dónde se remonta el uso de las escrituras secretas?.

Ya dije en un post anterior que uno de los sistema criptográficos más antiguo que se conoce data del siglo V a.C., la escítala, sin embargo, aunque quizás su objetivo no era proteger comunicaciones secretas, lo cierto es que en el Antiguo Egipto (hace más de 5.000 años) aparecen escrituras secretas a modo de jeroglíficos y escritura hierática.

Algunas cosas que me han resultado curiosas sobre los jeroglíficos egipcios:

1.- No pudieron ser descifrados, con un relativo éxito, hasta principios del siglo XIX, y para ello fue fundamental el hallazgo de la Piedra de Rosetta, que contenía un texto del Antiguo Egipto escrito en jeroglíficos, demótico egipcio y griego antiguo.

2.- Los signos jeroglíficos egipcios se dividen en ideogramas y fonogramas; los primeros representan un ser, un objeto, una idea o una acción, mientras que los segundos dan lugar a sílabas (representan únicamente sonidos). Los fonogramas sólo representaban las consonantes y semivocales, no las vocales, y podían ser unilíteros, bilíteros, trilíteros, etc., según representaran uno, dos, tres, o más sonidos, respectivamente.

3.- Los signos podían escribirse en filas y/o columnas. La orientación de la lectura más usual en los signos en una fila es de izquierda a derecha (si los signos miran hacia la izquierda), aunque en ocasiones puede ser de derecha a izquierda (si los signos miran hacia la derecha), y en los signos dispuestos en columna es siempre de arriba a abajo.

4.- Los nombres de los reyes y reinas se escribían dentro de un cartucho (nombre egipcio ´shenu´).

5.- Llegaron a utilizarse más de 6.000 signos diferentes.

Veamos un ejemplo con el nombre en forma de jeroglífico que se halló en la tumba de Nefertari, esposa principal de Ramsés II (faraón de la XIX Dinastía).
Y como no puede ser de otra forma :), termino este post con mi nombre en forma de jeroglífico: