jueves, 7 de abril de 2011

A menos demanda, menores precios


Como primera aportación a este blog incluyo un artículo mío, publicado el jueves 7/04/2011 en eitb.com, en él comentaba que si cuesta más pedir un préstamo, se comprará menos y los precios bajarán, se contienen los precios, pero ¿qué pasa con aquellas que están en el furgón de cola?. Su economía también se enfriará.

El mediodía del jueves se confirmó lo que todo el mundo esperaba: el BCE sube los tipos de interés oficial, o lo que es lo mismo, encarece los préstamos, y sitúa el interés al que presta el dinero a los bancos en el 1,25%. Finalizan así dos años en los que para reactivar la economía, el interés ha estado fijado en el mínimo histórico del 1%.

BCE pretende así frenar la escala de precios en los países de la zona euro: es su mandato, para eso nació. Y el continuo incremento del precio del petróleo amenaza con hacer subir la inflación. Así que una forma de evitarlo es encarecer los créditos: si cuesta más pedir un préstamo, se comprará menos y los precios bajarán: a menos demanda, menores precios. El propio presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, explicaba que la medida se toma porque han detectado riesgos de inflación alta.

Se contienen los precios, pero ¿qué pasa con aquellas que están en el furgón de cola?. Su economía también se enfriará, cuando lo que necesitan es justamente lo contrario.

Un crédito más caro complicará aun más la situación de empresas y particulares en países como Portugal o España. De hecho, el banco norteamericano Morgan Stanley cree que la subida del tipo de interés recién anunciada por el BCE recortará el crecimiento previsto para España este año en un 0,25%; y la previsión previa es que España creciera este año un 1%.

Qué decir de Portugal. En pleno inicio de su rescate, esta noticia generará aun más preocupación, aunque por lo menos, gracias al fondo europeo, tiene garantizada lo que no tenía: dinero extra para funcionar. Eso sí, a cambio de más y más recortes.