lunes, 28 de noviembre de 2011

LOPD a coste 0 (III)

Sinceramente, me encantaría dejar de escribir sobre este tema, ... pero, ¡¡¡no puedo!!!.

Sí, ¡Estoy 'cabreado'!. Cuando parece que estamos avanzando algo denunciando "prácticas no adecuadas", por llamarlas de alguna de manera - ver posts (I) y (II)  con este mismo título -, los advenedizos que las realizan, a los que sólo les importa la cifra de negocio, mutan. Son como los virus (concepto acuñado en la misma vida real, y también virtual).

Usted, lector de este modesto blog (o, por lo menos, que lee este post), pensará: "El autor (Mikel) está 'rebotado', porque pierde 'negocio'. Esto del cumplimiento de la Ley debería ser gratuito, y, además, si puedo hacerlo gratis, ¿por qué hacerlo pagando?".

Pués bien, tiene Usted razón en que estoy 'rebotado' (no en que deba ser gratuito: ¿Le suena que hay otras legislaciones por cuyo cumplimiento tiene Usted que apoquinar: fiscal, contable, etc...?. Me disculpo de antemano: yo tampoco fuí - no hice la Ley -); es evidente que estoy 'rebotado', pero no por perder 'negocio', gracias a Dios tengo suficiente (sin "tirar cohetes"), sin embargo me molesta, y mucho, cuando leo noticias como la siguiente (ahora se entenderá por qué digo que son como virus y, por tanto, que mutan):

 http://www.privacidadpractica.com/2011/11/25/expansin-pone-el-punto-sobre-la-i-las-prcticas-ilcitas-en-el-mundo-de-la-asesora-en-privacidad/

Es decir, los supuestos "asesores" (el virus) utilizan, además del coste 0 ya mencionado, uno o más de los siguientes argumentos:

- Amenaza de denuncia ante la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) si no hacen el trabajo con ellos. Yo a esto le llamaría, directamente, chantaje.

Amparo o colaboración con la propia AEPD. Directamente FALSO, como así se ha encargado de publicar la propia AEPD en su página web.

Todo ello, con los consiguientes y probados efectos de:

- Competencia desleal. Sí, estoy 'cabreado', no lo oculto.

- Baja calidad de los servicios prestados. Sí, estoy 'cabreado', y deberían estarlo sus clientes - mucho más que yo -, desprestigian la profesión y que "Dios les coja confesados" a sus clientes ante cualquier problema.

- Empleo de fondos públicos de forma fraudulenta; los destinados a los programas de formación tutelados por la Fundación Tripartita para financiar formación de los trabajadores, y no para proyectos de consultoría de adecuación a la LOPD. Sí, estoy 'cabreado' y deberían estarlo, mucho más que yo, sus clientes, sus trabajadores, y todos los contribuyentes, esto es directamente un fraude a TODOS.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Entrevista con Delors... y el "efecto Mariano"

Hace apenas diez días tuve la oportunidad de entrevistar a Jacques Delors en Donostia. Fue presidente de la Comisión Europea durante nueve años, y uno de los principales impulsores del tratado de Maastrich, que alumbró el euro y la Europa moderna.
Es un hombre con más de 60 años de ejercicio político (hoy tiene 86 años), vinculado de siempre al partido socialista francés y con las ideas muy claras.

En la entrevista me lanzó tres ideas:

1) por primera vez en su corta historia, la moneda común que tanto costó crear, el euro, y el actual modelo político y económico europeo están en peligro. A esa pregunta directa, respondió con un rotundo: ‘sin duda’.

2) No hay liderazgo en Europa para sacarnos del lío en el que estamos metidos. Ni Merkel ni Sarkozy están a la altura. Qué decir de otros líderes.

3) La política de sólo austeridad y sólo recortes está llevando a Europa a la ruina. Es necesario ahorrar, cierto,... pero a la vez hay que saber invertir los recursos públicos de manera sabia. Esto es: NO al famoso plan E de Zapatero (la vieja idea de Roosvelt de contratar obreros para construir aceras y recontratarlos para destruirlas con la idea de mantener la ocupación); y SÍ a la inversión en sectores que generan crecimiento real de la economía, y permiten nuevos y más ingresos.

Un mensaje claro y preciso de quien sabe mucho de Europa y los diferentes intereses nacionales.

En España acaba de ganar Mariano Rajoy. El PP acumula poder absoluto en todos los niveles de la administración: ayuntamientos (sólo se le resisten Bilbao, Donostia, Barcelona y Córdoba); comunidades autónomas (todas, excepto Euskadi y Catalunya. Andalucía, en manos del PSOE, celebrará elecciones esta primavera. No hace falta ser un lince para adivinar qué pasará); y ahora gobierno central. ¿Qué va a hacer Mariano con tamaño poder?.

Pues sobretodo recortar. Hace bien pocos días dijo en una entrevista que sacará la tijera en todos los sectores, y sólo dejará intactas las pensiones. De acuerdo, Sr. presidente: hay que ahorrar. ¿Pero qué plan tiene para que España crezca?. Por que ya sabemos que si no ingresas dinero, por mucho que ahorres, seguirás sin poder pagar lo que debes, a no ser que estrangules tanto tu economía que condenes al país irremediablemente.

No parece que Rajoy sepa claramente cómo hacer que España crezca. Y los inversores lo saben. Quizá por eso, aun siendo muy pronto, bolsas y prima de riesgo siguen sin dar tregua. Esta semana hay dos nuevas subastas del Tesoro: bonos españoles a la venta. Veremos,... pero no creo demasiado en el ‘efecto Mariano’. Como me dijo Delors hace unos días: Europa adolece de líderes fuertes. Sinceramente, ¿Rajoy les parece un líder carismático?.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Éramos pocos... y ahora Italia

Se van cumpliendo las previsiones. Tras Grecia, se decía, van Italia y España. Del asunto español ya hemos hablado, y hasta cierto punto, nos hemos preparado para un posible rescate.

Pero Italia sorprende. ¿Por qué?. Pues porque es la tercera economía europea, la octava del mundo y su actividad supone casi el 20% de toda la actividad de la Unión Europea. Vamos, un enorme gigante con una industria potente y unas cifras macroeconómicas no tan malas para los tiempos que corren: el paro está en el entorno del 8%, y su déficit (el desajuste entre lo que ingresa y lo que gasta) no es tan exagerado. Según la previsión del FMI, este año cerrará con un déficit público del 4% (recordemos que España andará por el 9%).

Pero tiene dos problemas: su enorme deuda. Italia, como algunos ricachones, tiene mucho: un coche de lujo, una casa de lujo, una bonita residencia de verano, un yate, un avión privado y un trabajo con futuro. Pero para mantener su ‘alto nivel de vida’, no le sirve su gran sueldo. Quiere más, y basándose en un trabajo bien remunerado y con futuro, pide mucho dinero prestado y los bancos se lo conceden. Pasan los años de esta guisa, de tal forma que Italia, ahora mismo, tiene mucho, sí,... pero también debe mucho. En concreto, el 120% de su PIB; esto es, debe más de lo que su economía (salario) es capaz de producir (ganar) en un año.

¿Y qué pasa ahora, en plena crisis y con Grecia armándola en el patio de vecinos?. Pues que la escandalera (desconfianza) se extiende, y ya no le prestan tanto ni tan barato. Saben que su ‘sueldo’ (su PIB) no va a crecer lo que crecía antes, con lo que los prestamistas / inversores / mercados les empiezan a cerrar el grifo, y le piden que amolde su nivel de vida a sus ingresos reales.

Japón tiene una deuda incluso superior, el 200% de su PIB... pero el crecimiento de Japón, aun siendo pequeño, se estima que será mayor y más sostenido en el tiempo que el crecimiento italiano. Y ya se sabe: si no aumentan tus ingresos, ¿cómo pagas tu deuda?.

A esto, añadamos la credibilidad de un personaje como Berlusconi, más conocido por sus famosas fiestas, y por decir de la actual presidenta alemana Angela Merkel que es un ‘culazo mantecoso infollable’ (ver noticias del 16-9-2011. Berlusconi llama 'culazo mantecoso infollable' a Merkel en conversación telefónica que creía privada). Lástima que Merkel sea una de las líderes que decide cuánto crédito le van a dar y en qué condiciones.

Así que, con una crisis galopante que va a mermar los ingresos de los estados de manera importante los próximos años, un país fuertemente endeudado y un líder como Berlusconi, los inversores / prestamistas se asustan. Huyen de las empresas y la deuda italianas, y al país las cuentas empiezan a fallarle estrepitosamente. Además, la promesa de Berlusconi de abandonar la jefatura de gobierno en cuanto el parlamento apruebe los recortes a los que le están obligando Merkel y Sarkozy, no se la cree casi nadie, porque hay precedentes de numerosos incumplimientos previos.

¿Solución?. Dicen los expertos que pasa por la dimisión hoy mejor que mañana de Berlusconi, gobierno de concentración nacional como en Grecia, recortes y más recortes,... y el banco central europeo, que debería prestarles todo el dinero que precisen. Claro que hay una pega: el BCE sólo puede comprar deuda pública de los países en apuros... y no mucha. En ningún caso puede prestarles dinero, como por cierto, sí hace la reserva federal estadounidense, la FED, su banco central.

El asunto preocupa a los vecinos de portal. Italia no puede caer, dicen, porque en la comunidad no hay dinero ahora mismo para su rescate. Entre todos a escote no llega para prestarle por un volumen parecido a todo lo que debe. Y si Italia deja de pagar sus deudas, lo mismo se cae el edificio entero. Así que, insisten todos los líderes europeos, Italia NO debe quebrar. Ya, ya... pero... ¿y si cae?. Ya no sólo le seguiría España (por cierto, un fijo en todas las quinielas). Ahora se habla también de Francia. Como tantas veces en esta sección, se admiten apuestas.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

La tragedia griega

Han tenido que pasar dos años para que se ratifique lo que muchos adelantaban: Grecia no puede pagar lo que debe, y tampoco puede afrontar los ajustes que le piden por perdonarle la mitad de su deuda, la famosa ‘quita’ del 50%. Han sido dos años de subvención a fondo perdido, y ante el tamaño tijeretazo que le exigen sus socios europeos, Papandreu dice que ya no puede más.
¿Por qué el primer ministro griego aparenta ‘suicidarse’ convocando un referéndum que sabe perderá?. Quizá porque está pidiendo a gritos que le echen de la Unión Europea. Y me explico.
Grecia sólo puede salir del agujero si su economía crece. Y con los nuevos recortes que le piden sus socios europeos para aflojar el dinero, seguramente no podrá hacerlo.

Hay tres formas para que la economía de un país se vuelva competitiva (esto es, venda más bienes y servicios) y crezca:

a) Cambio de modelo productivo. Lo que yo llamo pasar de una economía de ‘pañuelo de cuatro nudos’ (contrucción, etc...), a otra de ‘bata blanca’ (innovación, tecnología, etc...). Lamentablemente exige profundas transformaciones en formación, educación, investigación, universidades... que tardan en fraguarse más de 20 años, una generación entera.

b) Moderación de salarios y precios. Rebajas el precio de lo que haces,... pero necesitas un gran acuerdo social además de un fuerte liderazgo político. Nada de eso concurre hoy en Grecia.

c) ... y tres: devalúas tu moneda. Inmediatamente, todo lo que fabricas es mucho más barato que lo que fabrica tu vecino, y tus productos comienzan a venderse en el mercado internacional. Es verdad que también lo puede hacer tu vecino,... pero NO, si a excepción de Grecia, todos deciden quedarse en la zona euro. Ganas competitividad de la noche a la mañana.

Descartadas a y b, al primer ministro griego sólo le queda la tercera opción. Pero eso no puede hacerlo si permanece en la UE, porque Grecia pertenece al euro. Así que fuerza su salida convocando un referéndum del que sabe saldrá NO al nuevo rescate europeo.

Es cierto que generará en su país un corralito (al igual que en la Argentina de los 90), y el país sufrirá. Pero de la misma manera, Papandreu confía en que en 15 o 20 años Grecia, como Argentina, pueda resurgir de sus cenizas y alcance un buen crecimiento sostenido. La alternativa, esto es, permanecer en el euro, supone nuevos y enormes sacrificios con una salida incierta y un país agotado.

Su salida del euro, eso sí, generará víctimas colaterales. No en vano estados y bancos europeos le han prestado mucho dinero durante estos dos años, y ahora se pueden ver abocados a la bancarrota si Grecia no paga. Entre los más débiles están España e Italia, que seguramente necesiten financiación exterior, para lo cual se les impondrán nuevos recortes. Y con un crecimiento del 0% (último dato del Banco de España referido al tercer trimestre de este año) y la recesión tocando a tu puerta, afrontar más ajustes se antoja traumático. Horas decisivas para el futuro de la Unión Europea. Lo decíamos ayer: pintan bastos.

martes, 1 de noviembre de 2011

La banca, estúpido, la banca

A alguna lumbrera europea se le ha ocurrido que sería una magnífica idea ordenar a los bancos que tengan más caja. Que en caso de otra 'catástrofe planetaria', sean capaces de garantizar el suficiente dinero como para salir bien parados. Eso, piensa el lumbreras, daría confianza a los famosos 'mercados' (vamos,... a los que prestan pasta) para seguir prestando, con lo que la crisis de la deuda podría tocar a su fin. Ésa es la famosa recapitalización de la banca recién ordenada por Bruselas: a partir de verano del año que viene los bancos europeos (independientemente de su balance, solvencia o trayectoria) deberán tener en reserva el famoso 9% de su 'core capital'. O lo que es lo mismo: de su inversión más comprometida, deben tener disponible un 9% para utilizarlo en caso de emergencia o colapso total. Hasta ahora debían guardar un 5%, así que lo que Europa les está ordenando es que dupliquen sus reservas básicas.

Efecto inmediato: si los bancos ya no prestaban dinero a día de hoy, o si lo hacían era muy caro, a partir de ahora prestarán menos. La autoridad europea les está obligando a guardar más, con lo que habrá menos dinero en circulación.

Con las nuevas provisiones, los bancos habrán ganado en fortaleza,... pero las pequeñas y medianas empresas, y los consumidores habremos perdido capacidad de conseguir nuevos créditos. Y eso en una época en la que la crisis sigue vigente entre nosotros, quizá no sea lo má apropiado. Eso, por no hablar de cómo van a conseguir los bancos más dinero sin poner en peligro su ya tocada solvencia.

En Euskadi, las cajas se salvan. Ya tienen lo que exige Europa,... pero a costa de haber restringido o encarecido el crédito de una manera incluso obscena. La BBK, por ejemplo, ofrece créditos al consumo al 10%!!!! de interés. El Santander, hasta el 14% para comprarse un coche. Y a las empresas les piden bastante más.¿¿Y luego quieren que los particulares compremos y que las empresas inviertan??.

Por cierto, el Banco de España confirma los peores augurios: la economía del estado español no ha crecido nada en el tercer trimestre de este 2011, y la posibilidad de una nueva recesión es cada vez más real. Si encima encarecemos el crédito...

Digamos que para 2012 pintan bastos... y durante un buen número de manos. El lumbreras se está luciendo.

Una última cosa: Euskadi no es España... tampoco en términos económicos. Lástima que haya quien insista en atarnos a un barco que se hunde. ¿Por qué limitar nuestra capacidad de deuda y déficit en época de crisis cuando nuestro autogobierno fiscal nos da capacidad de gasto más allá de lo que ordene Madrid?. Será el tema de nuestro siguiente post.