viernes, 28 de septiembre de 2012

El lehendakari López y las pensiones de una Euskadi independiente

El lehendakari López y quienes en Euskadi califican la independencia como ‘un mal negocio económico’, suelen utilizar el argumento de que, en caso de llevarse a término, los pensionistas vascos no tendrían garantizadas las pensiones. Ayer mismo, en Madrid, López volvió a esgrimirlo


"¿Quién pagaría las pensiones?. Tenemos un déficit de 800 millones de euros" (sic)

No lo entiendo. Igual estoy equivocado, pero que yo sepa, las pensiones no las paga el estado español, sino los trabajadores y las empresas que contratan a esos trabajadores, que con sus aportaciones mensuales, vía retención de un porcentaje de las nóminas, rellenan la famosa ‘hucha’ de las pensiones. Una vez que el dinero llega mes a mes y puntualmente a esa ‘caja común’, es el estado el que efectúa el pago,... pero como mero tramitador de una aportación que NO ‘nace’  del estado, sino de los trabajadores y de las empresas.
Acudamos ahora a las cifras. Con datos oficiales de la Seguridad Social referidos a julio y agosto de este mismo año, y redondeando:
         Euskadi: Número de pensiones: 508.000
                        Número de cotizantes: 908.000
         España:  Número de pensiones: 8.900.000
                        Número de cotizantes: 16.900.000

Obsérvese que el número de pensionistas por trabajador cotizante es parecido: aproximadamente, la pensión de una persona la pagan (casi) entre dos cotizantes. Es decir, España y Euskadi se mueven en parámetros equivalentes de aportación por pensión.

Si esto es así, y hasta ahora el estado español ha tenido superávit para afrontar las pensiones, ¡¿de dónde sale el déficit en Euskadi?!. ¿Por qué no llega?.

Es más. Si las pensiones las pagan los que trabajan gracias a un porcentaje que el estado les retiene de sus nóminas, y en Euskadi los sueldos son más altos y el desempleo menor (ver estadísticas oficiales de la Seguridad Social y el Eustat), resultaría que en el caso de que Euskadi se independizara, las pensiones de los jubilados vascos podrían ser incluso más altas que las actuales.

¿Podría el lehendakari concretar de dónde sale el déficit al que alude, y por qué pregunta quién pagaría las pensiones de los vascos en caso de una hipotética independencia?. Seguramente se me está escapando algo importante. Eskerrik asko.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Regreso al futuro

Ya lo dijimos en el post anterior. Lo cierto es que en demasiadas ocasiones tengo la sensación de estar en un permanente 'déjà vu' periodístico-económico. La postura de los países de la zona euro está muy lejos de ser unitaria, por muchas cumbres y reuniones que se celebren, y por mucho que el ministro de Economía más incompetente de los últimos años nos diga lo contrario. Hoy se ha sabido que Alemania, junto a Holanda y Finlandia, se niegan a aceptar lo único que los inversores internacionales quieren oír para seguir prestando dinero a España y evitar su quiebra / rescate: que si España no paga, pagará Europa a escote.

Los tres países mencionados advierten: prestarán dinero a la banca española,... pero no asumirán posibles pérdidas. O sea, España tendrá que devolver lo prestado, y si hay pérdidas, pagarlas en solitario.

Y como su economía está hecha unos zorros (ver boletín del Banco de España publicado hoy mismo sobre evolución de la economía a septiembre) y no hay previsión de que crezca a medio plazo como para pagar lo que debe, la consecuencia es obvia: baja la bolsa, y sube la prima de riesgo país a niveles previos a la última cumbre europea. España vuelve a financiarse a largo plazo por encima del 6%: regreso al futuro IV.

Mientras, Rajoy en Nueva York anuncia a través del Wall Street Journal que piensa limitar la jubilación anticipada para que casi nadie pueda dejar de trabajar a los 60 años, y que creará la figura del supervisor fiscal, con capacidad para controlar las cuentas públicas de todas las administraciones. Pretende asegurar que no gastarán más de lo que ingresan y que cumplen con el objetivo de déficit.

Antes de emborronar las cuentas de los demás, debería mirar las suyas. El déficit del estado (sin contar autonomías ni ayuntamientos) supera a 31 de agosto el total pactado con Bruselas para todo el año. ... y quedan cuatro meses.

Rajoy y el rey español pretenden durante estos días vender en Estados Unidos la 'imagen real' de España frente a distorsiones de 'prensa extranjera' poco menos que anti-española y calculadamente especuladora. Chorradas. Las cifras cantan,... y en voz muy alta.

Igual que en Euskadi, aunque el gobierno socialista pretenda lo contrario. La convocatoria del Consejo Vasco de Finanzas fuera de plazo legal a después de las elecciones, lo dice todo: el Gobierno vasco pretende evitar que las urnas reflejen algo que se va a destapar entonces. Que, sin nuevos recortes, no tendrá dinero suficiente como para afrontar sus compromisos.

Es cierto que es consecuencia de la falta de ingresos: las haciendas forales recaudan menos por efecto de la crisis. Pero también es cierto que cada gobierno decide dónde y cómo gastar lo poco o mucho que tiene. Es en ese capítulo en el que la gestión de López y su equipo genera dudas. Yo tengo mi opinión, pero no creo que sea relevante. En todo caso, las elecciones están a la vuelta de la esquina, y los ciudadanos decidirán.

Por cierto, unas últimas preguntas: ¿Puede explicar Antonio Basagoiti por qué un ciudadano vasco debe votar al PP visto lo que está haciendo el presidente de su partido en España?. ¿Realmente cree que nos está situando en la senda del crecimiento?. ¿Alguien duda a estas alturas de que las políticas de Rajoy nos han llevado a una segunda recesión en apenas cuatro años, con más pobreza y más paro?.

Basagoiti tiene una tarea titánica: evitar que la gente se haga esas preguntas antes de votar. Y en eso está. Si para eso tiene que hablar (mal) de EiTB o de los peligros de una hipotética independencia volverá a hacerlo. Regreso al Futuro V... Y van...

martes, 25 de septiembre de 2012

Crónica de una muerte anunciada (APDCM)

Parece que, finalmente entre unos y otros (curiosamente en todos los casos políticos del mismo 'color'), conseguirán cerrar la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid (APDCM).

En este blog ya escribí el año pasado un post ("¿Deben desaparecer las autoridades de control de protección de datos de ámbito autonómico?") en el que daba mi opinión sobre la solicitud realizada en su día por UPyD para la supresión de esta autoridad de control.

Pues bien, hoy desayunamos con la noticia de que Ignacio Gónzalez, el candidato del PP a presidente de la Comunidad de Madrid, anunciará nuevas medidas de adelgazamiento de la Administración, entre las que, cómo no, se encuentra el cierre de la APDCM  (http://www.abc.es/20120925/local-madrid/abci-gonzalez-investidura-comunidad-201209242117.html).

En épocas de crisis como las que vivimos, los políticos entienden que es vital para los administrados, que no ciudadanos (la diferencia entre ambos términos no conseguirán entenderla nunca, pero porque no les da la gana), el recortar "gastos superfluos" en las administraciones, y , por tanto, tal y como se indica en la citada noticia:

"La idea es abaratar el gasto administrativo, eliminando

organismos cuyas funciones puedan

ser asumidas por otros".

No digo yo que no sea importante eliminar gastos superfluos, pero lo que me resulta curioso es el criterio para determinar qué entienden ellos por gastos superfluos. Su obsesión ("para que no se les vea excesivamente el plumero") es trasladar a la ciudadanía que ellos no tienen ninguna culpa del despilfarro (no vaya a ser que nos fijemos en el número de políticos que tenemos, sus salarios y dietas, las instituciones y sociedades públicas existentes y que sí son manifiestamente inútiles - como por ejemplo el senado) y que eliminando organismos como la APDCM, cuyas funciones pueden ser realizadas por otros (en este caso siempre suelen argumentar duplicidad de funciones con la agencia estatal), se conseguirá un ahorro importante.

Pues bien, mi postura ya la dejé clara en el post al que he hecho referencia al principio y, por tanto, me limitaré exponer una serie de puntos para la reflexión y una breve contestación a cada uno de ellos con mi opinión:

1.- ¿Es superfluo disponer de autoridades de control que velen por el respecto de los derechos que la Ley nos reconoce en cuanto al tratamiento de nuestros datos de carácter personal por parte de terceros?.

Creo que no por diversos motivos, aunque sólo indico dos argumentos: el derecho a la protección de datos es un derecho fundamental de los ciudadanos, y la evolución de la tecnología y de los usos que de ella hacemos incrementan de forma exponencial el riesgo de que se haga un uso inadecuado, e incluso fraudulento, de nuestros datos por parte de terceros.

2.- ¿Existe duplicidad de competencias entre la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y las autoridades de control de ámbito autonómico (APDCM incluida)?.

En mi opinión rotundamente 'No'. Ya lo argumenté en el post anterior sobre esta cuestión, en el que decía que si desaparece la APDCM sus competencias sobre los ficheros de titularidad pública en su ámbito territorial de actuación deberán ser asumidas por la AEPD (nuevas competencias). Por tanto, el supuesto ahorro será mucho menor del que se está vendiendo, ya que habría que dotar de un mayor presupuesto a la AEPD.

3.- ¿De qué supuesto ahorro estamos hablando?.

Por la ya dicho en mi contestación a la pregunta anterior, el supuesto ahorro no llegará ni de lejos al presupuesto actual de la APDCM, cuyo presupuesto de gasto para 2012 asciende a la cantidad de 2,2 millones de euros.

4.- ¿Están ociosos en la APDCM, es decir, trabajan y hacen algo útil, o 'se tocan las narices'?.

Para dar una respuesta a esta pregunta basta con leerse su memoria 2011.

Mi conclusión:

"Una muy mala noticia para la protección de datos de carácter personal, un derecho fundamental de los ciudadanos.

La supresión de las Agencias de Control de protección de datos de ámbito autonómico (APDCM incluida) restará eficacia al control en esta materia y a su divulgación, y, además, con ello se conseguirá un ahorro muy por debajo del que se nos pretende vender (yo diría que incluso ridículo)".

Hasta aquí este post, pero la verdad es que este tema daría para hablar de muchas más cosas, como los verdaderos fines que persiguen con estas decisiones los políticos de ese mismo 'color' que he mencionado al principio, y que no dudan en dar 26.000 millones de euros a Bankia, mientras escatiman 2 para la defensa de un  derecho fundamental de los ciudadanos (perdón, en su terminología, administrados).

martes, 11 de septiembre de 2012

La nada

Ayer Mariano Rajoy acudió a TVE para defender los recortes. Su idea, compartida hoy por el neoliberalismo europeo y americano, es sencilla y fácil de entender: 'nadie puede permanentemente gastar mucho más de lo que tiene; y menos cuando nadie quiere prestarte. Así que la prioridad es ajustar gastos a ingresos: reducir el déficit. Sólo después, volverán a darte crédito y crecerás'. Resumido: ‘recorta hoy, crece mañana’.

Hasta ahí la teoría de Rajoy y de buena parte, por no decir de todos, los principales líderes europeos. Una teoría a la que otro buen número de expertos, catedráticos y premios nobel (también aquí, por no decir todos) le ponen dos pegas:

1) Llevamos 4 años aplicando la teoría de los recortes, y asistimos a una segunda recesión dentro de la recesión, que se está llevando por delante la economía de los países tractores: Francia, Alemania e Italia. Esto, por no hablar de la pésima situación de los ya rescatados, con masivos programas de rescate en vigor: la economía de Portugal ha caído en el último año un 3%, su tasa de paro supera por primera vez en su historia el 15%, y el gobierno luso acaba de decretar la bajada generalizada de sueldos en torno al 7%, vía aumento de la cotización de los trabajadores a la Seguridad Social. Todo esto sin olvidarnos de subidas de impuestos generalizadas, la tasa de atención sanitaria, y la privatización de numerosas empresas públicas. Bueno, pues no hay forma.

La situación de Grecia es aún peor y más conocida. No me extiendo.

2) El problema no es ni el déficit ni la deuda, el problema es que NO generas ingresos suficientes para pagar lo que debes. Simplemente, tu sueldo no sube, y no tienes perspectivas de que lo haga. Eso es lo que hace que nadie te preste. Dicho de otro modo: si debes 1 millón pero ganas o esperas ganar (y quien puede prestarte se lo cree) 1’5 millones habrá cola para dejarte dinero. Pero si debes sólo 10 euros y saben que no eres capaz de ganar ni 5 ni esperan que lo hagas en los próximos tiempos, nadie te prestará. Resumen: la clave es el crecimiento, no la deuda.

Conclusión: cuando Mariano Rajoy dice que la prioridad es  rebajar el déficit a toda costa, y se olvida del crecimiento, es seguramente, porque no sabe cómo crecer, cómo generar los ingresos suficientes para pagar lo que debe. Y si esto lo sospecho yo, ¿qué no pensará uno de esos ‘mercados’ con información y experiencia mucho más sofisticada?.

Nótese que en la entrevista de anoche, ninguno de los periodistas presentes le hizo la pregunta clave: ¿cómo piensa hacer crecer la economía?. A cambio, sí respondió cómo piensa pagar la deuda: a falta de ingresos, recortando gastos. Y ya conocemos el resultado de esa política. Lo dicho: la nada.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

PRIBATUA en datospersonales.org (APDCM)

PRIBATUA, Asociación Vasca de Privacidad y Seguridad de la Información, aparece en el nº 58 de la revista electrónica (datospersonales.org) de la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid (APDCM).

En este artículo, firmado por nuestra compañera Ana María del Mar Ortiz de Guzmán (Miembro de la Junta Directiva de PRIBATUA y Abogado Especialista en Derecho Tecnológico y Privacidad), se hace un breve repaso de los fines y funciones de la asociación.

Muchas gracias a la APDCM por darnos la oportunidad de divulgar esta joven e ilusionante iniciativa.

sábado, 1 de septiembre de 2012

¿Qué es un Banco malo? ... o por qué el ministro de Economía De Guindos no dice toda la verdad

El llamado ‘Banco malo’ en realidad ni es un banco ni es malo, tal y como dice el profesor Sala I Martín. Es una sociedad pública de gestión de activos inmobiliarios que antes eran propiedad de los bancos.
Y me explico. En pleno boom inmobiliario, se estima que bancos y cajas prestaron a inmobiliarias y constructoras unos 400 mil millones de euros. Cuando estalló la crisis y muchas de esas constructoras quebraron, no devolvieron a los bancos ese dinero, sino terrenos y solares en construcción, que a día de hoy, valen mucho menos que lo prestado.

- ¿Qué hacen entonces bancos y cajas?. Para no consolidar pérdidas, optan por no vender. Pero eso genera una enorme incertidumbre, porque es como reconocer que en realidad no saben cuánto dinero tienen realmente. Consecuencia: nadie les presta. Eso hace que, a su vez, bancos y cajas tampoco den créditos a empresas y familias, con lo que la economía se colapsa. En ésas estamos...

- Pues bien, el ‘Banco malo’ está pensado para romper esa espiral: compra a bancos y cajas el suelo y los pisos que no pueden vender. Para eso:

1) ¿De dónde saca el dinero?. De los contribuyentes europeos. El 'Banco malo' recibirá fondos del BCE: los 100 mil millones de euros de máximo ya pactados. Con ese fondo comprará los llamados activos tóxicos inmobiliarios.

2)  Y lo más importante: ¿Quién establece a qué precio comprar los activos tóxicos?. Un perito independiente y (esperemos que) reconocido experto en la materia que calcula lo que podrían valer los terrenos y pisos sin vender,... no a día de hoy, sino dentro de 15 años, que es el tiempo que el gobierno español se ha puesto para culminar el completo saneamiento de la banca.

Si el perito calcula que lo que el banco valora hoy como 100, en realidad vale 50, la entidad financiera asumirá la diferencia como pérdida. Y es lo que se espera que ocurra.

Pero hay un lado, digamos... inquietante:

- Si el ‘Banco malo’ consigue vender dentro de 15 años por un precio superior a lo que lo ha comprado, ganará dinero... y no costará nada al contribuyente (aplausos).

- ... pero, si el ‘Banco malo’ se ve forzado a venderlo a un precio inferior, entonces sí que tendrá un coste público independientemente de lo que, a día de hoy, nos diga el señor ministro, porque el último responsable del préstamo europeo (BCE) al 'Banco malo' es el gobierno español, y no las entidades a las que se les compre los ‘activos tóxicos’. Lo dejó claro Bruselas: el préstamo es al gobierno español, éste es el último y único responsable de devolverlo. Así que cuando el señor ministro nos dice que no costará nada al contribuyente, una de dos:

-  O emula al conocido ‘mago Txan’ con su bola de cristal.

- O simplemente está incurriendo en algo muy difícil: tratar de adivinar lo que ocurrirá dentro de 15 años.

Habida cuenta de sus nulas capacidades adivinatorias (p.e., negando por activa y por pasiva que España necesitara un rescate para su banca), me quedo con la primera opción, lo que me lleva a pensar que deliberadamente pretende ocultar a la opinión pública la posibilidad, real, de que este saneamiento de bancos y cajas españoles finalmente lo hagamos todos a escote. O dicho de otro: hay muchas posibilidades de que seamos los ciudadanos los que paguemos a la banca sus desmanes.

Por cierto, lo aprobado este viernes no es sino un esbozo del proyecto de ‘Banco malo’, cuyos detalles no se conocerán hasta finales del mes de noviembre. Sabremos entonces a qué precio pretenden comprar a bancos y cajas la basura que no se quieren comer.